Museo del Rock de Barcelona

En 2011, el fallecido Jordi Tardà vio cumplido su sueño de fundar un museo dedicado al rock. El primero en Europa. Por desgracia el proyecto no prosperó y, un año después, tuvo que cerrar sus puertas por falta de rentabilidad.

Entre los más de 500 objetos que conformaban el contenido del museo no podían faltar referencias a Lone Star, por lo que Pere Gené fue uno de los invitados a la inauguración.